iconos social rap-04 iconos social rap-04 iconos-social-rap_facebook iconos_social_RAP

Combatir el desperdicio alimentario: Una misión de todos

Hand Putting Lid On Garbage Can Full Of Waste Food Pequeños gestos que pueden cambiar el mundo. Nuestro país sigue avanzando hacia una sociedad    más colaborativa y concienciada con combatir el desperdicio alimentario, el cuidado del medio  ambiente y la protección de nuestro entorno.

Según el último estudio elaborado por el MAPAMA, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio  Ambiente, sobre el desperdicio alimentario en los hogares españoles, existe una tendencia a la baja en el despilfarro  de comida. Esto es, entre octubre 2015 y septiembre 2016, los españoles tiramos a la basura 1.246  millones de kilos de alimentos en condiciones de ser consumidos (24 millones de kilos semanales), lo que  supone una reducción del 6% respecto al período anterior.

Es decir, se desperdiciaron 80,1 millones de kilos menos. Estos datos constatan la concienciación de las familias en la lucha contra el desperdicio alimentario, si bien es verdad que ese mismo estudio prevé una ruptura en la tendencia bajista y refleja un repunte en otoño-invierno de este año del 8’2% más que la oleada anterior. Sin embargo, la evolución sigue siendo positiva, ya que, aún con estos datos, el derroche de comida se reduciría en un 1’1% en nuestro país.

AÚN QUEDA MUCHO CAMINO POR RECORRER

Al mismo tiempo, el Congreso de los Diputados trabaja ya en la denominada “Ley del Buen Samaritano” que podría estar lista para su tramitación parlamentaria a finales de este año. Impulsada por la Asociación Empresarial de Marcas de Restauración, la normativa pretende impulsar un marco regulatorio para que el excedente de comida de estas empresas se destine a ONG’s en lugar de acabar en la basura.

Cabe recordar que España es el séptimo país en la Unión Europea en materia de desperdicio alimentario con 7’7 millones de toneladas de alimentos tirados cada año. La “Ley del Buen Samaritano” nace como reflejo de otras que ya se aplican con éxito en países europeos como Italia, Francia o Dinamarca.

En el caso italiano, el proyecto Siticibo -aprobado en 2003- cuenta con los bancos de alimentos como receptores de las donaciones y ha pasado de 88.000 raciones de comidas excedentes en 2005 a más de 1 millón y medio en 2015. Otro ejemplo es Dinamarca, que ha logrado reducir en un 25% del despilfarro de comida en tan sólo 5 años gracias a distintas iniciativas en las que colaboran particulares, empresas y cadenas de supermercados.

Supresión de ofertas 2×3 para comprar lo necesario, hortalizas por unidades en lugar de racimos o aplicaciones móviles han sido la clave del éxito del país nórdico en la batalla contra el desperdicio de comida. En palabras de la ministra de Agricultura de nuestro país, Isabel García Tejerina, “nada es posible sin el compromiso de todos”.

Y mientras la normativa española entra en vigor -se prevé para principios de 2018- se observan diferentes iniciativas promovidas por empresas o entidades españolas para reducir la enorme cifra de alimentos de terminan en el cubo de la basura.

Ejemplo de ello es la campaña “Ningún niño sin bigote”, iniciativa de la Obra Social “La Caixa” a favor de la Federación Española de Bancos de Alimentos con el objeto de recaudar leche para los niños en situación más desfavorecida que viven en nuestro país. En este sentido, Calidad Pascual destinará 7.500 litros para que ningún niño se quede sin este alimento básico para su crecimiento.

IKEA también se suma a este proyecto común e instalará de aquí al año 2020 básculas inteligentes en todas sus tiendas para cuantificar, registrar y conocer el origen de los alimentos que se desperdician en los restaurantes y tiendas de la cadena sueca. El objetivo del programa “El valor de la comida” es reducir en un 50% la comida que se tira en las superficies IKEA de todo el mundo. Como ejemplo, desde mayo de este año, en los 84 establecimientos implantados, se ha ahorrado 79.200 kilos de alimentos. En España, el sistema llegará a partir de octubre de este año.

Otro caso más, en Madrid, desde este verano, toda la comida que sobra de los eventos del hotel NH Collection Eurobuilding se destina a la ONG Equoevento para repartirla en comedores sociales.

Ante la crudeza de los datos –con el reaprovechamiento de los 1.300 millones de toneladas de comida en buen estado que se tiran al año en el mundo se podría acabar con cualquier crisis alimentaria internacional- es destacable que cada vez más personas, instituciones y entidades se conciencien del grave problema que estamos viviendo y del que todos somos partícipes.

Con simples gestos que podemos hacer cada uno de nosotros en nuestras casas, como planificar las compras reales de lo que necesitamos, ordenar adecuadamente nuestra nevera para evitar que la comida se ponga mala, cocinar cantidades adecuadas y reutilizar y congelar lo que nos ha sobrado, podemos contribuir a recudir la enorme cifra de desperdicio de alimentos que generamos.

El despilfarro de comida es cosa de todos, por eso, te animamos a que te unas a nuestro Movimiento, sigas nuestro decálogo, lo pongas en práctica y consultes todos los consejos que te damos en nuestros perfiles de Twitter y Facebook para ganar la batalla y reducir el desperdicio de comida. ¡Di no al desperdicio y haz Rap!

 

 

 

 

About the Author

Leave a Reply

*

captcha *